Entrevista Orpheo

Entrevista Orpheo

Marzo 2011, Número 46

 

-En primer lugar, es un orgullo, y un placer, poder hablar con alguien tan importante en el rock español de las últimas décadas, y en la música en general. Sólo por el tiempo que llevas en activo uno debería quitarse el sombrero, pero encima has formado parte de proyectos importantísimos en nuestra música como Smash, Pata Negra, Lole y Manuel o Kiko Veneno. Me gustaría aprovechar esta entrevista para no centrarnos sólo en tu último proyecto, “Balas de Amor”, sino en toda tu carrera en sí, comenzando por tus inicios. ¿Qué es lo que te empujó a dedicarte al mundo de la música, y cuáles fueron tus primeros discos adquiridos y bandas y artistas admirados?

 A.S,- Mi dedicación a la música es pura vocación, es algo que desde niño acaparó mi atención. Mi padre era muy aficionado, en casa se escuchaba desde flamenco y música clásica a discos de Glenn Miller, Paúl Anka, Neil Sedaka, Frankie Avalon, Blue Diamond… (te hablo de finales de los años 50 y principios de los 60), solía escuchar en la radio algunos  programas dirigidos por atrevidos locutores de la época dedicados al soul, rock and roll o rhythm & blues donde sonaban Chuck Berry, Elvis Presley, Wilson Pickett, Fat Domino, Buddy Holly , The Everly Brothers , un grupo mejicano que se llamaban los Teen Tops…, esa música me estaba cautivando poco a poco, a veces asistía con verdadera curiosidad y entusiasmo a ver ensayos de grupos en Sevilla formados por músicos de mayor edad que la mía (por aquel entonces tendría unos doce años). En mi barrio hice amistad con  otros chicos  que les gustaba ese tipo de música. Formamos un grupo sin apenas saber tocar, aprendíamos de oído, eso si, escuchando muy buena música, recuerdo que fue impactante la primera vez que escuche a los Beatles con I want to hold your hand, la vibración que despedía ese sonido de guitarras, las voces, el ritmo… era mágica la sensación que producían. La época de finales de los 60 fue vital para todo lo bueno que  ha venido después en la música de rock, grupos y artistas aparte de los Beatles, como los Kinks, Byrds, Rolling Stones, Dylan, Hendrix…  a mi me atrapo todo eso, vivía aquellos momentos con verdadera pasión, cuando me vine a dar cuenta, en plena adolescencia formaba parte de Smash.

 

-Antes hemos mencionado algunos de los (grandes) proyectos en los que has formado parte. Respecto a Smash, ¿qué es lo que más recuerdas y valoras de la trayectoria del combo?

 A.S.- La fuerza y energía que transmitía el grupo desde el escenario.  Había un factor común importante, y era el espíritu creativo, el espíritu de riesgo, esto provocó desde el principio del grupo  componer temas propios, las ideas o canciones de cada uno eran compartidas por todos a la hora de llevarlas a cabo y terminar de darles forma, aunque casi siempre dejábamos margen a la improvisación dentro de cada canción, nunca tocábamos dos veces igual, improvisábamos mucho en directo.

La etapa de Smash en la fusión con el flamenco estando Manuel Molina, para mi fue muy enriquecedora, pues nos permitió conocer con mayor profundidad por una parte a Manuel  la música de rock y a nosotros el flamenco, yo comencé a conocer, a escuchar y a saborear a artistas  del flamenco  que no conocía. Pienso que el grupo abrió puertas a un nuevo camino a seguir, y es interesante ver que después, algunas de las formaciones que surgieron del llamado rock andaluz  consiguieran un sonido personal dentro de este estilo. De todas formas pienso que el espíritu de Smash pertenece al rock en el sentido amplio de la palabra, la fusión con el flamenco fue una experiencia importante, pero también otra forma más de experimentar con la música, al grupo siempre le gustó beber de muchas fuentes.

 

-A nivel musical, ¿cuáles crees que son tus puntos fuertes, y en qué aspectos, a pesar de tu veteranía, aún te gustaría mejorar?

A.S.-  Mi punto fuerte está en la necesidad de crear, es el motor que provoca llevar a la práctica las ideas, lo que suena en mi cabeza.

Mejorar debe ser un deseo constante, pues es lo que mantiene vivo el asunto. En mi, dicho deseo se da de manera global, ya sea componiendo, tocando instrumentos, cantando o haciendo arreglos, todo va en función de lo que pretendas llevar a cabo.

 

-Gracias a tu dilatada trayectoria, has podido contemplar diversos estados en el mundo -y la industria- de la música. Centrándonos en la calidad artística, ¿qué etapa de la que has vivido (setenta, ochenta, noventa, ahora) consideras que más frescura y maestría ha aportado al panorama musical nacional?

 A.S.- Los setenta y los ochenta.  Estas dos décadas aportaron al mundo momentos de mucha creatividad artística, especialmente en la música. Con respecto a la industria creo que fueron los años en que más discos se vendieron. Todo este movimiento tuvo un efecto positivo y enriquecedor en el panorama musical nacional, surgieron  grupos de muy diversos estilos como por ejemplo: Triana, Radio Futura, Pata Negra, Imán, Leño, Storm, Veneno, Golpes Bajos… fueron muchos, realmente fue una época muy productiva

 

 

-Del mismo modo, has vivido el vinilo, el cassette, el CD, el MP3, de nuevo el vinilo, quién sabe si el fin del CD… ¿cómo contemplas la situación actual de la industria discográfica, y cómo crees que serán los lanzamientos musicales de, pongamos, dentro de un lustro (si el CD, como el vinilo, será sólo para coleccionistas, si podremos comprar canciones sueltas en un supermercado mientras recargamos la tarjeta de nuestro móvil, etc)?

 A.S.- La situación actual de la industria del disco está muy complicada y confusa, en vista de lo cual te diría que el soporte para mi es lo de menos,  lo importante es poder seguir haciendo música y que esta llegue al público ya sea mediante Internet, CD o en vinilo.

 

-Vayamos hasta 2002, año en el que editas con la ayuda de otro grande del rock español, Santiago Auserón, el que fue tu primer disco en solitario “Jardín Secreto”. ¿Qué destacarías y comentarías de ese álbum para los que no pudimos escucharlo en su momento? ¿Cómo puede hacerse uno con él?

 A.S.- De las doce canciones que contiene “Jardín Secreto” la mayoría de ellas las compuse a lo largo del tiempo que estuve tocando con Kiko Veneno. Grabé el disco con la banda que monté en el año 1999 para poner en pie un repertorio propio, rodarlo en directo y grabar.

En las canciones se puede apreciar un alto contenido de ambiente psicodélico, cambios de ritmos dentro de un mismo tema y diversidad de influencias, esto último es algo que se da en mi música debido al tiempo que llevo escuchando y ejerciendo.

Tengo que decir que efectivamente Santiago Auserón fue muy importante a la hora de llevar a cabo la grabación del disco, de hecho lo grabé en su sellola HuellaSonora, colaboró en las letras de varias de las canciones, fue un auténtico placer contar no solo con la colaboración de un artista de la talla de Santiago,  sino que además con el buen hacer de autores como Carlos Lencero,  Juan D. Fuentes (Dogo) o Manuel Fernández.

El disco puede encontrarse en Internet.

 

-“Balas de Amor” es tu nueva propuesta musical, en la que has trabajado en los últimos cinco años. Como resultado de este largo tiempo, se comenta en tu hoja promocional que llegaste a componer treinta temas de los que has elegido doce para, a su vez, publicarlos en tres EP´s a razón de cuatro cortes por cada uno de ellos. Hace meses que salió publicado el primer volumen. ¿Habrá diferencias estilísticas entre cada EP, o estarán unidos por un sesgo musical común?

 A.S.- La idea en principio de presentar a los medios este disco en pequeñas dosis era para facilitar su escucha debido a las prisas que hay hoy día para todo, consideré que era más fácil prestarle atención a las canciones presentándolas de cuatro en cuatro que no todas de una vez. Sin embargo al ver la buena respuesta que está teniendo este EP promocional “Balas de Amor” vol 1, he cambiado de opinión decidiendo que lo segundo sea sacar el disco al completo, donde se podrá apreciar homogeneidad sonora y de estilo.

 

-Como apuntaba en la pregunta anterior, has dedicado cinco años a este nuevo trabajo. ¿Cómo definirías su gestación?

 A.S.- Relajada y minuciosa.

Una vez elegidos los temas que conformarían el disco, el planteamiento de grabación en “Balas de Amor” ha sido distinto al de  “Jardín Secreto”. En Balas de Amor he grabado a parte de la voz, gran parte de la instrumentación, baterías, bajos, guitarras, teclados… Hace tiempo que me apetecía hacerlo así y ver que sonoridad conseguía. Dediqué tiempo con cada instrumento en función de la grabación hasta tener claro el tratamiento de las canciones. Una vez conseguido esto, trabajé con cada uno de los músicos que han intervenido en el disco.

 

-¿Quiénes te han acompañado en la grabación del disco, y dónde has llevado a cabo la misma?

 A.S.- He tenido la suerte de contar con un magnífico equipo de profesionales. Músicos como Nacho Collado (guitar eléctrica), Manolo Arcos (armónica), Lourdes Rodríguez (coros), Nani Conde (contrabajo), Jesús Chávez (piano), José Ramírez (saxo), Jorge Luís Núñez (percusión) y Manuel Imán que participa en una de las canciones tocando  guitarra eléctrica y órgano.

Para las letras he contado con la colaboración de Juan Fuentes (Dogo),Manuel Fernández, Pedro Oliva, Pive Amador y Santiago Auserón.

En el equipo técnico como ingenieros de sonido han sido Nani Conde y Jesús Chávez. Ingeniero de mezcla Eduardo Ruiz Joya.

El disco es autoproducido y ha sido grabado en Sevilla en Estudios el Pelícano.

(-Un trabajo que, además, has autoproducido. Además de su lanzamiento en forma de tres EP´s, ¿te gustaría en un futuro reunirlo como un único álbum?)

 

-El primer corte del EP, el homónimo “Balas de Amor” ya da idea del eclecticismo latente en tu propuesta: rock, por supuesto, con aires andaluces, retazos jazzísticos y psicodélicos. “A ritmo de cha cha cha” engancha por su aire “juguetón”, irónico y cautivador.”Emily” me parece una flipada con sus guitarras y base rítmica. “Ser espacial”, finalmente, es un cierre atractivo que, a mi juicio, contiene lo mejor de los temas anteriores y un estribillo cargado de melódica belleza. Imagino que estarás de lo más satisfecho con estas canciones.

 A.S.- Si, realmente estoy contento con el resultado de los temas del disco en su totalidad y la elección de estas cuatro canciones para el EP,  reflejan bien el contenido del disco al completo.

 

-Hagamos un poco de promoción de este trabajo. ¿Cómo puede hacerse uno con él?

 A.S.- Balas de Amor vol 1 se puede encontrar en iTunes y en Spotify.

 

 

-¿Qué nos puedes adelantar en cuanto a la presentación en directo de este nuevo trabajo? ¿Habrá conciertos esporádicos por la zona de Andalucía únicamente, o te estás planteando la posibilidad de acercarte a otros puntos del país?

 A.S.-  Estoy haciendo conciertos en acústico en formación de trío con un repertorio que incluye las canciones de este último trabajo. Una vez que esté el disco en las tiendas lo presentaré con la banda en eléctrico. Los conciertos no tienen porque ser solo en Andalucía sino en cualquier lugar que se nos reclame, tanto en acústico como en eléctrico.

 

-¿Cuáles son los últimos discos que has escuchado, o qué querrías recomendarnos?

 A.S.- Escucho música de diversas épocas y estilos como Thelonius Monk,  Ray Davies, Beck, Miles Davis, Joni Mitchell, E.Grieg, Eric Satie, The White Stripes, Bob Marley… por poner algunos ejemplos. Recomendaría un buen trato para el oído a la hora de escuchar música.